Manual de Identidad Corporativa: por qué lo necesitas.

Aproximadamente el 95% de las pequeñas empresas tienen un logotipo que no beneficia su imagen. Una marca bien diseñada y fuerte ayuda a que los consumidores que no tienen conocimiento o experiencia previa con tu compañía confíen y crean en la buena calidad de tus productos. Es muy importante trabajar en desarrollar una fuerte identidad visual corporativa, que resulte fácil de recordar y ofrezca un plus de diferenciación para resaltar sobre la competencia, y que sirva de reclamo para potenciales clientes.

Un manual de identidad corporativa, es un documento en el que se definen las normas que se deben seguir en el uso del logotipo de una marca, así como los distintos elementos visuales que la conforman, en todo tipo de soportes, virtuales e impresos.

Es decir, el manual detalla de qué manera se deben aplicar los diferentes signos gráficos que representan la identidad de una marca, para que resulten coherentes y garanticen la cohesión comunicativa y visual de la misma. Así, aunque cambiemos al diseñador, o contratemos a una empresa externa, con el manual nos aseguramos de que sepan cómo deben trabajar, por ejemplo, con el logo.

7810545470_84de5cc9ce_b

 

Cada manual es distinto, pero normalmente los elementos clave que componen un Manual de Identidad Corporativa son tres: logotipo, colores y tipografía. Hay algunos muy desarrollados, con explicaciones extensas de usos, y manuales más concisos con normas más sencillas. Sea cual sea el que escojas para tu caso, debes detallar las medidas y proporciones de cada uno de los elementos que lo componen.

  • Logotipo

El significado y mensaje del logotipo deben estar relacionados intrínsecamente con la apariencia, con su diseño. No podemos crear un logotipo precioso que no signifique nada, porque es lo que representará a nuestra empresa. Un logo diseñado de manera sencilla, además de garantizar su comprensión, facilita la tarea de adaptación y aplicación en diferentes soportes manteniendo su significado.

Tip: crea el logo sobre una cuadrícula de dimensiones establecidas para evitar la distorsión de la identidad corporativa en caso de existir variantes en tamaño o formato.

  • Colores corporativos

La identidad corporativa, se define en primer término según su selección de colores. Éstos deben estar basados en un trabajo de tinta plana o tonos pastel, como la gama de colores Pantone, así no tendremos problemas con resoluciones de pantalla que ven los tonos de manera distinta, siempre será el color que hayas establecido.

Tip: incluye todas las aplicaciones, en blanco y negro, con fondo de color, etc.

  • Tipografías

Un buen manual de identidad corporativa, incluye este tercer elemento como definición imprescindible.
Son las distintas tipo a aplicar en los contenidos corporativos de diferentes formatos y aplicados a distintos soportes. Esto también ha de responder a lo que deseamos que la imagen corporativa transmita y generalmente, cuando son varias, deben pertenecer a una misma familia tipográfica.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

13 + nueve =

¿Te gusta el post? ...¡Comparte! :)